En las alas del tiempo

Todo parece transcurrir lentamente y sin embargo la sensación que percibimos es la contraria. Hemos relegado muchos de nuestros placeres a esa comodidad efímera que nos imponen en el día a día haciéndones exclavos de muchas de nuestras decisiones y profetas de sueños inalcanzables. El horizonte sigue azul como ese mar que nos rodea a diario y en el que muchas sensaciones se ven atrapadas por esa carencia de libertad frente a nuestra manera de ser. Ya casi no nos concemos y nos hemos ido alejando paulatinamente de aquellos que sentíamos cerca y sin embargo ya casi ni conocemos. Las verdaderas amistades se mantienen firmes todavía aguantando en temporal y procurando que ese tiempo de alas extendidas no nos confunda ni tampoco nos emborrache con argucias y temores. Siempre van a estar ahí. Si hasta hoy no se han alejado (en sentido presencial) de nosotros su aliento continúa enviando su promesa de lealtad. Octubre ya se descuelga desde esas alas del tiempo. De un tiempo concreto y a la vez diverso ya que todos tenemos esa firma sobre la cual el papel de nuestra vida se hace a diario con el resirgir de cada mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s