Demarcar

Igual que el océano va demarcando la costa muchas de nuestras maneras de ser se van delineando con todo aquello que buscamos o hacemos. La vida está diseñada por la demarcación de nuestras actitudes, tanto con las personas como con la naturaleza. Estamos hechos de esa fuerza que nos conforma y nos condiciona en numeroso episodios de nuestra existencia y sin embargo jamás perdemos la esencia misma de nuestra manera de ser individual. Sin principio ni fin el mar rehúye a ser condicionado en su expansión y ubicuidad, lo mismo que la naturaleza humana que siempre trata de ser libre en su existencia haciendo de ésta la razón misma de mostrase al mundo. Por muchos diques que pongamos al mar éste seguirá su curso sin remisión porque su camino es infranqueable y su condiciíon es insustituible frente al hombre y las barreras. Querer demarcar todo aquello que es imposible sería como intentar fragmentar al universo o el crecimiento de un ser vivo. Todo fluye en la sincronía natural de las cosas y por mucho que el hombre quiera ejercer su voluntad de dominio nunca podrá conseguirlo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s