Sin juzgar ni evaluar

Cuando quieras hacer algo hazlo, no esperes hasta que las circunstancias te parezcan favorables. Un hombre que decide hacer algo sin pensar en otra cosa supera todos los obstáculos. Todo tiene su porqué y la razón de ser pero eso no debe obsesionarnos porque si realmente decidimos no juzgamos ni evaluamos, solamente hacemos. Frente a la bonita plaza situada junto al mar, es su razón de ser y por tanto muestra su planta y lo que ella quiere decirnos. No juzguemos solo en su apariencia porque nos veremos absorvidos por toda una serie de condicionamientos confusos frente a la sencillez de su mensaje. Cómo no, el verde de sus pequeños árboles y el banco de piedra en el que muchas veces hemos descansado ponen un punto a la instantánea natural de dicho rincón.He dicho al comienzo que se halla junto al mar, con la espalda protegida por la montaña y la muestra permanente de un ayer que no necesita ser juzgado ni evaluado, únicamente es.Y eso que no he contado ni la mitad de lo que ví.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s