Llueve sobre mojado

En esa búsqueda que nos proporciona un nuevo significado de la existencia. Despertamos cada día intentando hallar un sentido a la propia vida. Por esa senda del encuentro con uno mismo salpicada a veces de zozobras que nos hacen mirar de lado al destino.  Somos como marionetas ausentes en un entorno cruzado de páginas en blanco y negro. La verdad está al doblar la esquina. Pero ¿qué esquina? Tal vez está delante de nosotros y no la apreciamos.  Turbulencias en el bienestar  y desánimo en las facciones. Los relojes de arena ya no nos sirven pues todo avanza demasiado rápido y el tren está a punto de salir. De esa estación sin nombre en la que un día dejaremos nuestro equipaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s