Burguesía

“La vida es una perpuetua pugna de muy escaso sentido”. Ningún porqué cambia una situación vivida ni reescribe la historia. La condición de burgués está muy aferrada a nuestro tiempo y el glomour y en las altas esferas parece confundirnos. La denominación de clase está vinculada al buen gusto para usar la tarjeta de crédito.Desde el cinismo y envuelta en la piromanía del guante blanco trasciende en cascadas una sociedad falaz en la que todo cabe y de la que nadie se responsabiliza. Sumergidos en esa metáfora habitable  con la que podríamos definir a la arquitectura o a la burbuja inmobiliaria que cada día abre más bocas en este periodo trágico de la crisis. Casi, la medida exacta de casi todas las cosas, nos pone en el lugar que hemos buscado en ese caos de la materia y del orden, en esa nostalgia de la bonanza que hubo y bajo ese azul que hoy nos indica que es el color favorito de quien carece de color favorito. En esa inserción en ciencia y milagro la suerte pasa inadvertida desde el anonimato de quienes aún se salvan del emplaste que alimenta a la burguesía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s