Amigos

Estamos acostumbrados a llamar “amigo”  a todo aquel que conocemos, nos llevamos bien y nos gustan las mismas cosas. Pero que lejos estamos de la palabra “Amistad”.

jumentos

Jumentos en una hacienda sevillana./HANAH VALENTÍN

Podemos conocer a infinidad de personas a lo largo del día pero de entre ella ninguna es nuestro verdadero amigo. Para serlo ha de pasar tiempo. Ha de madurar esa relación y nunca confundirnos con la elocuencia que muchos nos regalan a la hora de conquistarnos. Un amigo jamás necesitará de una palabra tuya para saber como te encuentras. Si un amigo te habla duramente es porque siente que estás en peligro y trata de hacerte reaccionar a tiempo. A veces no sabemos el bien que nos hace y tratamos de hundirle por sus consejos. ¡Qué lejos estamos los dos! Un amigo lo es todo y la palabra amistad hay que luchar siempre hasta el final. Recuerdo una bonita historia de amistad que descubrí hace años. “La de Platero y yo ” , aquel burrito que nos presentaba el escritor Juan Ramón Jiménez y que llenó tantas tardes de la infancia  que me demostraba una vez más  que los amigos son,  no se les tiene, ya que la amistad no puede ser comprada jamás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s