La esquina de la verdad

Acoso” es el   deseo obsesivo de infligir daño a otra persona o de  perseguirla con insistencia para controlarla o, simplemente, para venderle un producto, entre otras cosas. Tortura metódica y sistemática en la que el agresor sume a la víctima, a menudo con el silencio, a la indiferencia y con  la complicidad con otros compañeros. Tratan de cebarse en los más vulnerables.

“Un sistema escolar que no tenga a los padres como el cimiento básico es igual a una cubeta con un agujero en el fondo” , siempre sucederán casos similares que terminan muchas veces en un desenlace irreversible.

DSC_0053

La lucha del hombre contra el hombre es la lucha de la memoria contra el olvido. No luchemos contra lo que es justo para conseguir el elogio de los demás porque siempre terminaremos en la mísera existencia de los cobardes. Cuando nos enteramos de un nuevo acoso nos refugiamos en ese principio de negación en el que se pretende eludir la responsabilidad institucional haciendo recaer toda la culpa en el entorno familiar de la víctima. La balanza debe estar equilibrada por ambas partes ya que no solo son los padres por no haberse percatado a tiempo del problema,  sino que la misma administración no ve causa suficiente para tomar medidas cautelares antes de que se desencadenen los acontecimientos. Más vigilancia y observación a los alumnos. No se puede salir a golpe de pito de las escuelas cuando el horario ha terminado. Debe existir una complicidad con los alumnos y no solamente intentar cumplir con un programa educativo ya que la formación humana está incluida en ella. La vocación  como instructor de seres humanos irradia miles de conexiones para que esta funcione correctamente; si alguna falla el motor se ahoga. Pero el pilar fundamental está en la familia que tiene la responsabilidad de combatirlo. Involucrar el respeto hacia los demás es una tarea prioritaria en la formación de los hijos. Enseñar empatía para que sepan ponerse en el lugar de los demás. Mantener una proximidad hacia ellos y procurarles una confianza en ellos a la hora de abrir sus emociones,  sentimientos y miedos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s