CUANDO EL ABRAZO SE HACE MAR

DSCF2380

Vivencias aquellas que jamás se borrarán de nuestra mente. Aventuras compartidas junto al mar. El padre enseña y el niño descubre tantas cosas que no sabemos saborear en el ir y venir de la rutina. Encuentros con nosotros mismos hace unas décadas atrás y que ahora conforman esa educción selecta y exclusiva de quienes pueden y han llegado a compartir con hijos y nietos. La roca, la sal, el bullicio de las gaviotas y la brisa que nos rodea. Peldaños andados y otros que comienzan. En esa virginidad de las cosas sencillas, cuyo calado es tan intenso como el abrazo del mar que arrulla esos instantes compartidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s