SIN RESPUESTA

DSCF3435.JPG

Oímos, pero no escuchamos. Miramos pero no vemos. Hemos ido perdiendo casi voluntariamente el silente mensaje de las sensaciones. Tal vez porque no somos capaces de desconectarnos  de ese hilo magnético que nos une a lo convencional, a lo rutinario. No intentamos sumergirnos en esa sinfonía de los sentidos y apenas prestamos atención  a lo que se ve sin presencia física.  Nuestra existencia se ha convertido en visceral y matemática y todo aquello que se escapa a la razón lógica nos parece intranscendente. La elocuencia del mensaje de la creación es el tacto que nuestros sentidos perciben de ella. Y por muy kafkiano que nos parezca siempre habrá algún alma intentando conectarnos con su mensaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s