SUBLIME

CAM00936.jpg

En medio de la ciudad, un parterre se descubre ante mí. Tarde fría de casi invierno y que en las cumbres más altas de la isla comienza a aparecer un blanco manto de nieve. Pero allí estaba sola y fría. Sin perder ni un ápice de su hermosura. Sublime, belleza externa capaz de llevarnos a un éxtasis más allá de su racionalidad  o incluso provocar dolor por ser imposible de asimilar. “En esa composición digna y elevada donde los ojos tienen campo para espaciarse de sus vistas y para perderse entre la variedad de objetos que se presentan por sí mismos a las observaciones. Son tan agradable a la imaginación como lo son al entendimiento en las especulaciones de la eternidad y el infinito” (Placeres de la imaginación, Joseph Adisson)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s