SOLA

CAM00959

La gaviota permaneció entre las rocas avistando el horizonte. En su lejana memoria se escurrían paisajes y vivencias que ahora se le antojaban distantes pero que, una vez sus alas hubieran descansado, volvería a surcar ese horizonte para reencontrarse con lo que ella ama verdaderamente; ¡su libertad!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s