EVIDENCIA

DSC00144.JPG

Frente a toda evidencia más nos vale callar. Y la evidencia está ahí ante nuestros ojos, como una linterna que nos da luz. A algunos les da por quemar bosques de manera asesina llevándose por delante un pedazo de esa evidente forma con la que la naturaleza nos complace. Estamos adscritos a unas leyes que ante todo deben ser cumplidas como parte de nuestro compromiso de vivir en el planeta. Quizás hay muchos que no lo entiendan pero que sí que deberían respetar lo que nos ha sido prestado durante nuestro tiempo de existencia.  La belleza está reñida con unos pocos y ésta a su vez no escatima ofrendas para nuestros ojos.  La sensibilidad fluye cuando no existen turbaciones ni tampoco resquemores. Cuando el cristal de la vida se nos presenta limpio y sin salpicaduras. Hoy la sensibilidad y los sentimientos están algo acorralados en las agendas del hombre pero están ahí, y de vez en cuando surgen evidencias con este bellísimo árbol que en su singular estructura recoge  para nosotros la savia natural de las raíces del hombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s