PULSO

DSC00302.JPG

Estamos constantemente haciendo un pulso a nuestra vida. No podemos resolver los problemas pensando de la misma manera  que cuando los creamos.  En los momentos de crisis  solo la imaginación es más importante que el conocimiento.  Doblegar nuestros esfuerzos  para conseguir la derrota del adversario es una respuesta pueril y sin sentido, ya que los buenos resultados son aquellos que hacemos con nuestra inteligencia y no con nuestra fuerza.  El signo más cierto de toda sabiduría es la serenidad constante. Hay que saber descubrir la ruta verdadera porque de las mil rutas que se presentan en nuestro camino solamente hay una que nos llevará al final. Los pulsos a la vida siempre ocasionan derrotas y en cada derrota se esconde esa sabia lección que la misma vida nos ofrece para que seamos prudentes y actuemos con conciencia y orden. No hay que llegar el primero, solo hay que saber llegar a donde realmente queremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s