En el umbral de un nuevo año

P1000874

Nos encontramos en los últimos días del año y vivimos con esa ilusión renovada por acceder a ese umbral de 2018 que se nos presenta lleno de incógnitas. Los años pasan por las distintas puertas de la vida. Igual que etapas  en las cuales se quedan nuestros proyectos inacabados, nuestros malos momentos y también todo aquello que hemos ido acumulando para sentirnos más seguros. Tras ellas no existe nada solo silencio y expectativas que una vez que cruzamos la línea divisoria entre hoy y mañana irá constituyendo nuestro plan de supervivencia. Siempre que una puerta se cierra otra se abre, porque la existencia humana es como una culebra que serpentea por el mundo con sus contratiempos y con sus pausas, solo que hay que saber deslizarse por caminos llenos de aprendizaje y de y de felicidad. La vida es una isla, las rocas sus deseos, los árboles sus sueños y las flores su soledad.  Dale siempre alas a tus deseos y no permitas que el viento cambie tu destino. Las puertas están para abrirlas y no huir de lo que tras de ellas se esconde. La vida es para seguirla, siempre que sea hacia adelante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s