La espera

P1060959.JPG

¿A quién esperaba la paloma frente al mar? Sobre la alfombra de musgo y hierbas descansa en la roca negra del acantilado. El mar, como el volante de una colcha tejida por la sal, parece que le ofrece llevarse muy lejos su nostalgia. Pero ella permanece firme, con la mirada perdida y el corazón inquieto. La vida es ahora, hoy, ese instante perfecto donde todo confluye y también desde donde todo se expande. Nuestras posesiones, el presente, porque más allá de él no hay nada sino lo que soñamos, pero que no es seguro. Esperamos ¿qué? siempre estamos planificando más allá del tiempo y es el tiempo el que nos cuestiona a nosotros.  Queremos estar protegidos de todo mal, pero no hay protección válida ni segura. El principio y el fin caminan siempre juntos. Unidos por un hilo invisible, frágil e inapreciable a nuestros ojos que nos dirige y que nos condiciona. La belleza está en esa unión donde el final es el verdadero principio de la existencia. Y seguimos esperando ¿a qué?. El presente es lo único valioso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s