MEDIODÍA

recmediodia.jpg

Cuando hablamos de “mediodía” no es lo mismo que “medio día”. El sol se encuentra en su punto más álgido, en el centro del día, contado por horas, minutos y segundos y donde la magia de su luz se renueva en  cada jornada. La luz ha termina ya de situarse en esas tablillas de los reflejos donde nada se escapa a su fuerza y en la que todo su brillo carece de solapas.

Y yo busco ese mediodía del sol  donde se alberga la fragancia de los recuerdos. Donde parece que el tiempo se queda aislado del mundo y en el que todo está por renacer frente a la tarde. Entre los destellos de los árboles y bajo las caricias  risueñas de las aves que bajan a los parques a cubrirse con la sombra. Busco todo aquello que aún hoy reposa entre las esquinas de la imaginación sin perder un ápice de sus relieves y de sus contornos. Cuando las hayas juntado todas en un ramo con mis manos haré un cuento con ellas donde quedarán cincelados todos los recuerdos en un pentagrama de  días y de las horas. “

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s