Alta tensión

warloofer.jpg

Los tensiómetros están que echan chispas. Nadie sabe como ha sido pero lo cierto es que ha sucedido. Cuando forzamos la máquina ésta termina por soltar humo. Por todos lados los baremos se han disparado y cosas que ni tan siquiera imaginábamos hace unos días, hoy son una realidad. Atrasar la realidad en el tiempo y en las cosas son dos de los enemigos más fuertes con los que nos podemos enfrentar. Cuando lo tenemos todo controlado, estructurado según nuestra conveniencia (porque todo es conveniencia en esta vida) hace chis y enciende las alarmas que nos indican que estábamos mal encaminados. Guerras de titanes, investigaciones perversas para desacreditar al contrincante, supuestas elucubraciones para enredar más la madeja son síntomas de ese mal perder creyéndonos siempre  en lo cierto.  Vivir en esa “eterna juventud” nos es posible salvo que seamos conscientes de que ese paso del tiempo se lleva meticulosamente y borrar las estrías de sus huellas nos hace infelices e inseguros.  Estamos perdidos entre esos esquemas que se recomponen cuando la realidad hace presencia y no nos deja ya más escusas ni mas alteraciones. Todo en la vida lleva su tiempo, su cronológica existencia, y por mucho que queramos distraer nuestro feudo particular la verdad impera en razones y también en condiciones. Porque la máquina del tiempo al igual que la de la vida merece la pena cuidarla y caminar junto a ellas.  Es que no hay más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s