Razón

Cuando realmente estamos seguros de algo debemos hacernos fuertes y proteger ese legado que hace que no nos sintamos vulnerables frente a los comentarios o a las intereses de otros que tratarán de hacernos cambiar. Las decisiones se toman o no. No cabe que sean tomadas a medias ya que no se las puede dividir. Una cosa es o no es y por consiguiente el estar seguros es la mayor convicción que la persona posee. Estamos acostumbrados a ver tanto y observar mucho más que estamos a merced de los vaivenes de la vida, la estabilidad y también del futuro. Nos estamos volviendo cada vez más suspicaces pero con un cambio de imagen se hacen con nosotros en una santiamén. No somos tontos pero tampoco hacemos por no serlo y muchas veces pecamos de ilusos por no ser rectivos en nuestras decisiones ni darle a la RAZÓN su verdadera importancia. Siempre pensamos en que vamos a hacer el ridículo frente a los demás pero lo que sucede al final es que conseguimos ridiculizarnos nosotros mismos con esa impotencia a la hora de expresar nuestras decisiones. La verdadera razón es la que nos hace crecer y sentirnos libres. Lo demás es puro engaño solapado a merced de los intereses de unos cuantos. Démos al hombre su verdadera razón de no dejarse engañar y de poder decidir cuando es el momento de decir basta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s