Ecuanimidad

La relación de ayuda o apoyo que se establece entre los seres vivos y que llevan a cabo una labor en común. Poco se parece a esa realidad impuesta por quienes dicen llamarse “licenciados” y que no son incapaces de versificar ese momento de relación en el que uno siempre depende del otro. Nadie es imprescindible y por tanto todos tenemos que ser ecuánimes con nuestra particular manera de creación y de avance. La ecuanimidad es sobre todo armonía y muy poco de ella se verifica en esta sociedad opaca y a veces hasta sin sentido en la cual se marcan los lindes que a muchos hacen bien y sin embargo otros se ven anulados. Pero hay que recalcar que la ecuanimidad no es indiferencia. Es aceptar el cambio, asumir conscientemente lo inevitable sin que el ánimo se turbe. Vivir en el presente y no cruzarnos de brazos ante la tesitura de que no podemos hacer nada. Siempre se puede hacer algo cuando de verdad se desea mejorar. La inaptutud es como un veneno que corroe haciéndonos cada vez más vulnerables por lo que la supervivencia de la Humanidad depende de nuestra habilidad para no precipitarnos. La vida felíz es posible ahora y en el futuro.

Ese estado de estabilidad que no se ve perturbado por la experiencia o exposición de emociones o ansias de poder. Nos permite ver lo que es realmente importante y donde la consciencia y el conocimiento son las bases sobre las que que apoya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s