Autoafirmación

Ser un “yo” en sí mismo, todo un honor. No caben esquinas opacas dentro del hombre que sabe lo que es, que siente lo que hace y busca una razón tan verdadera que no entiende de escusas, de falsas promesas y de malos entendidos. El hombre se autoafiarma cada vez que se siente libre, igual que lo hace el sol en su decadencia de cada dia cuando intenta alcanzar ese punto que lo separa de la noche para vestir un nuevo amanecer. Hoy la esclavitud de las personas va adquiriendo grandes medidas cuando dejamos que nuestros sentimientos desagradables afloren. “Lo que el hombre es, lo es a través de lo que él hace”. No sirve de nada el disfraz mediante el cual nos presentamos al mundo. Se hace todo por conveniencia, por egoísmo y desarraigo ya que poco nos importan los demás y lo realmente importante carece muchas veces de sentido para nosotros. Nuestra realidad impera en todos los frente abiertos y ni tan siquiera somos capaces de reconocer nuestras equivocaciones. Hemos de ser capaces de autoafirmarnos en lo que de verdad vale la pena y no seguir cosechando esa impersonal forma de comportarnos para que no nos rechacen al vernos distintos. En el vértice de todas esas acciones que dicen ser las justas la frencuencia sería ir espaciando en sus páginas muchas de esas decisiones nocivas que al final llevamos todos a la espalda. Autoafirmarse es la esencia pura de lo que uno es. Foto: M. Yanes. La Orotava.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s