Gaviotas azules

Resulta que las gaviotas son blancas pero en nuestra imaginación podemos verlas del color que deseamos. No por ello dejarán de ser gaviotas ni tampoco el color azul se convertirá en una mancha sobre ellas. El azul es un color que nos invita a soñar. A desplazarnos sin apenas mover un pie o un mano. Quienes sueñan suelen ser felices porque no sienten las cárceles de las doctrinas ni tampoco buscan escapar ellas. La imaginación va mucho más allá de las circuntancias crean ese mundo en el cual todo es posible sin apenas mover una mano o un pie. Pero sentimos que ese regalo de imaginar, de soñar se está haciendo cada vez más insignificante. Hoy nos acucian tantos entresijos en nuestras vidas que olvidamos nuestra capacidad de ir tan lejos como nuestra imaginación nos pueda llevar. Intentamos inventar algo que nos alivie esa falta de magia en nuestros sueños y por desgracia muchas veces lo arreglamos con agresividad y con malicia. El que sueña no es un tonto como muchas veces se les dice. Aquel que sabe salir de la cárcel de su imaginaria prisión será capaz de encontrar esas gaviotas azules sin necesidad de hacer daño a nadie. Carl Jung dijo: «El espiritu de mi tiempo avanzó y dejó caer enfrente de mí enormes volúmenes que contenían todo mi conocimiento y sus páginas estaban hechas de mineral«. Los movimientos del universo dan origen a los hechos definidos en la vida de una persona. Quizás por eso la sociedad actual camina perdida en un tiempo de infinitas posibilidades.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s