El árbol de la vida

El árbol de la vida representa el ciclo vital. La vida del cosmos, su densidad, crecimiento, proliferación, generación y regeneración. Sus raíces profundas significan el nacimiento, el inicio de la existencia de todos los seres vivos. Su tronco el símbolo de la vida que crece hacia el cielo. Sus ramas que se bifurcan en todas las direcciones y caminos que tomamos a lo largo de nuestra existencia. Pero ¿qué significa espiritualmente?. La raíz sin lugar a dudas el nacimiento pero su alargado tronco refleja la vida que hemos llevado a cabo. Se dice que el árbol de la vida está representado por el boabab. Desde hace bastantes años esta especie va perdiéndose poco a poco de la faz de la tierra, pero sin lugar a dudas su extraña belleza nos muestra muchos de estos aspectos, singularidad y respeto. Dos condiciones que marcan el arte de crecer frente al mundo, a las adversidades. Autoestima y autorespeto, complementos fundamentes sin los que jamás seremos capaces de llegar donde nos lo proponemos. Hay que sincerarse y ser determinantes con lo queremos lograr en la vida. Igual que esos árboles que fundamentan en su esencia el trascurrir de la existencia proporcionándonos la felicidad de ser uno mismo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s