Su arma secreta, el silencio.

No dices nada y apenas te mueves. Únicamente algún soplo de brisa hace que me fije en tí. El silencio como entidad. El silencio es el nombre que damos, no a algo que aparece sino a algo que no aparece. Silencio, metáfora de lo inefable o inexpresable. También está el silencio como amenaza y el silencio como paz. Los silencios como hechos. El silencio como acto de poder. Hacemos un abanico con todas esas posibilidades que nos brinda el significado del silencio y el silencio del significado. Aprendemos desde él cuando sabemos escucharle y entonces se convierte en esa arma secreta que todo lo puede sin hacer ruido y sin apenas hacernos mirar hacia él. Sobre las piedras del camino te he visto hoy junto a mis pies. Un soplo de brisa movió tu cara y entonces me percaté de tu presencia en esa estampa maravillosa de la vida en toda su perfección.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s