A la altura

¿Estamos muchas veces a la altura? Se dice que no es demasiado fácil porque siempre solemos considerarnos mucho más de lo que en realidad somos. ¿Cuántos de los que dicen llamarse sabios nos intentan vender ese adjetivo y que tan alejados de la realidad se encuentran? Estar la altura no es creerse sino estar convencidode ello y de un término a otro va un trecho considerable. Como los árboles que por muy pequeños que sean siempre tendrán esa altura que nos conforte y que nos guíe. El hombre por naturaleza desea siempre sobresalir de esa esfera en la cual vive y muchas veces se pierde en el intento por lograrlo. Es dificil llegar pero no es imposible porque las reglas las ponenos nosotros y los propósitos también. Entonces ¿qué es lo que falla? Cuestionarse hasta dónde quizás nos envuelva en una espiral de la que no sepamos salir, aunque tal vez la solución sea encontrar nuestra verdadera razón de saber hasta donde estamos dispuestos a llegar sin hacer trampas. Estar seguro y más que todo eso tener confianza en nosotros mismos puede ser el apoyo que fundamenta nuestra verdadera posición de saber estar a la altura de las circunstancias.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s